Fiestas tradicionales en Mallorca

Fiestas tradicionales en Mallorca

Seguimos can la saga de posts sobre Mallorca a cargo de Sergi Pardo, gran colaborador de The Backpack Traveller. Hoy, Sergi, nos deja un escrito sobre las fiestas tradicionales en Mallorca.

Una isla de tradiciones, donde pasan los años y las tradiciones cambian pero persisten, donde las fiestas tradicionales en Mallorca tienen una importancia importantísima y donde casi toda la gente de la isla conoce sus tradiciones. Algunos ejemplos son las siguientes fiestas y tradiciones. No están todas ni mucho menos, pero sería imposible describirlas todas, así que…

 

Baile de los Cossiers.

Este baile, es una danza popular, que dicen que llega de Catalunya, y que viene de lejos, del siglo XIV. Es una danza donde hay mucha tradición en Algaida (el 16 de Enero, día de San Honorato) y Montuïri (el 24 de Agosto, día de San Bartolomé), dos pueblos vecinos en el centro de Mallorca. En otras localidades como Manacor, Pollença o Alaró se ha recuperado esta tradición como fiestas tradicionales en Mallorca.

La danza en si, consiste en unir tres parejas de hombres y una mujer, vestirlos de blanco con faldas de colores llamativos y una faja donde le cuelgan cintas y trozos de espejo. En la mano llevan un pañuelo que sirven para vestir el baile. Una parte importantísima del espectáculo es la aparición del demonio, que con sus movimientos impertinentes intenta arruinar el baile, para ello la dama será muy importante ya que, representando el bien, dirigirá los movimientos de los cossiers. También muy importante es la música para acompañar a los Cossiers, música interpretada por gaiteros y un músico con flauta y tamborcillo.

 

Moros y Cristianos de Sóller.

Esta fiesta conmemora el suceso de 1561, cuando los habitantes de Sóller lucharon contra los piratas argelinos y turcos que querían conquistar Sóller. Esta fiesta es más conocida como “Es Firó” y es una participación de todo el pueblo, sobretodo la gente joven, que se disfrazan y se dividen en dos bandos, los moros y los cristianos, y escenifican la gran batalla que termina con los moros vencidos. La espectacular puesta en escena, con fuego, humo y mucha gente, hace de esta fiesta una de las más reconocidas en toda Mallorca. En esta época las costas de las Illes Balears sufren repetidas incursiones del dominio Turco y Alcúdia, Andratx, Sóller y Pollença son las principales perjudicadas. Esta fiesta se celebra el lunes posterior al segundo domingo de Mayo.

 

Sant Antoni y Sant Sebastià en Pollença.

En Pollença también se celebra la fiesta de los moros y cristianos, pero ahora hablaremos de la fiesta de Sant Antoni y Sant Sebastià, una fiesta con gran tradición en esta población. Son varios días de fiestas tradicionales en Mallorca, que empiezan con el encendido de los “foguerons” (grandes hogueras y barbacoas donde se cocina la comida típica como longanizas y butifarrons) y por la noche es el turno de los demonios con su espectáculo pirotécnico. Al día siguiente, todo sigue, y después de las procesiones, los jóvenes se concentran para ir a buscar un pino en el bosque. Un pino que tiene que hacer unos 20 metros de altura y que servirá para, una vez sacadas las ramas y la corteza, subir en el en posición vertical y embadurnado con jabón y huevo. Son muchos los jóvenes que se pelean para coger sitio y subir en el y sólo uno conseguirá subir los 20 metros sin caer. Quién lo consiga tiene el premio de conseguir una cesta con un gallo dentro.

Al cabo de dos días la fiesta sigue para celebrar Sant Sebastià, con otra procesión donde también incluye el desfile del estandarte y los “cavallets” (caballitos) y donde también se baila el “ball pagès” que es un baile folclórico de Mallorca.

 

La matanza del cerdo.

La matanza del cerdo, “matances” en Catalán, es de las tradiciones más importantes de Mallorca. Una tradición que se ha convertido en una fiesta muy importante en el calendario mallorquín, y que se lleva a cabo a cada pueblo. Es más una fiesta familiar y con los amigos que una fiesta conjunta de todo el pueblo, pero sin duda es una gran fiesta, dónde la colaboración de todos es muy importante.

Todo empieza con los matarifes matando al cerdo en una mesa baja, donde la sangre se aprovechará para cocinar el frito (típico plato mallorquín) de la merienda. Del cerdo se aprovecha todo, y más en las “matances”. Después se procede a pelar toda la piel del cerdo. Una vez pelado el cerdo, se cuelga para proceder a su despiece donde parte de la carne será para triturar y hacer la famosa “sobrassada”, mientras la otra gente empezará a limpiar los intestinos, que es donde se embutirá toda la carne que resultaran las longanizas, butifarrones, “sobrassades”…

Los mallorquines aprovechan este día para festejar, bromear, hablar y reír con la excusa de preparar algunos de los mejores manjares que existen en esta tierra.

El día acaba con una comida multitudinaria del arroz de matances, que es un plato que incluye gran variedad de carnes recién sacada del cerdo, toda aquella que no se aprovecha para hacer sobrassada, butifarrones, o longanizas.

 

Festa des Vermar (fiesta de la vendimia).

Esta fiesta del vino, de la tierra, se produce en septiembre como es lógico, y el pueblo de Binissalem tiene mucho que decir, zona de viñas y vinos, y de los más reconocidos de Mallorca. Son nueve días de fiesta y actividades diversas que no pasan desapercibidas, para los habitantes de esta localidad muy próxima a la Serra de Tramuntana. Esta fiesta gira en torno a la uva y su producto final: el vino.

La fiesta empieza con la recepción de los vendimiadores y vendimiadoras en el ayuntamiento, acompañados con la música de los “xeremiers”. Estos nueve días el pueblo coge mucho color y alegría para dar la bienvenida a todos los visitantes. Algunas de las actividades son: concursos de glosadores, concursos de catas de vino, certamen internacional de pintura, verbenas, carrozas. Estas fiestas tradicionales en Mallorca, como no podía ser de otra forma, tiene su plato típico, los “fideus de Vermar” (fideos de la Vendimia) que es una receta muy antigua que se cocina con carne de cordero. Antiguamente se elegía el cordero más viejo del rebaño, el que había sido cuidado con más amor durante meses. Sin duda, un plato de sabor fuerte, pero muy gustoso.

Festa des Vermar

Arquitecto, gran amigo y gran traveller residente en Mallorca. Nos deleita con sus posts sobre Australia, Nueva Zelanda y Mallorca, hasta la fecha ;-)

Deja un comentario