Guissona con un bebé

Guissona con un bebé

Escapada a Guissona con la bcnTB.

Llevo días inquieto. La ilusión y emoción de compartir unas horas con un grupo de viajeros no ocurre todos los días. No es nada que nos venga de nuevo, pero hoy va a ser distinto, más especial que en cualquier otra ocasión. Es el primer día en que nuestra pequeña y feliz familía se unirá a un grupo de bloggers de viajes con muy buena onda. Nuestra pequeña Valentina apenas se muestra inquieta. Sonríe, balbucea y emite sonidos con el fin de expresar su estado. Claro, con tan solo tres meses de edad aún no sabe que le espera. Ya estamos en plaza España, punto de encuentro con el resto de bloggers. Un par de vueltas a la plaza con el coche y localizamos la furgoneta blanca cedida por Centauro para el flash trip.
La carretera esta sola, desolada. Nos acompañan muy pocos vehículos. La amistad con estos se desvanece a medida que avanzamos y al mismo tiempo nos acercamos a Guissona. Poco menos de horas por la A2 y una nacional nos sitúan en el destino, Guissona. Hace frío, mucho frío. Nos damos cuenta que tal vez no vamos suficientemente equipados. Hora del desayuno en el Celler de Guissona. Valentina reclama, con derecho, su toma. Frío e incómodos en el coche empieza la aventura del biberón. Minetras Ingrid, con Valentina en brazos, espera en el coche voy a buscar un bar donde me puedan calentar el biberón. La pequeña de la familía se siente irritada y con malestar, no come y se atraganta, menduo susto. Parece que la situación empieza a mejorar cuando el biberón se va vaciando poco a poco. Finalmente Valentina se duerme. Logramos salir del coche bien abrigados camino a la parte exterior del museo arqueológico done las ruinas de Iesso y el resto de la expedición nos esperan. Entre ruinas romanas nos unimos al grupo que pocos minutos antes habían empezado la guía.
Guissona
Guissona
Guissona
Guissona
Guissona
Sale el sol tímidamente, calienta. El día empieza a tomar el curso debido. Asistimos a las concisas explicaciones del guía. La circulación con el carrito de Valentina por las ruinas romanas es dificultoso pero logramos recorrerlas con éxito. Seguimos la visita guiada en el museo arqueológico, ahora en la parte interior. Me quedo boquiabierto del gran trabajo a nivel de diseño del interior del museo. Todo y ser catalán de nacimiento es una lástima que los textos explicativos del interior del museo estén sólo en catalán. Termianda la visita por el museo, muy amablemente Gemma , nos recoge para seguir con una ruta por el centro dede Guissona, la ciudad antigua. Tengo hambre y estoy sediento, pastita en el bar de la plaza y agua de la fuente de Guissona. Seguimos la visita guiada por las estrechas callejuelas de Guissona. Un olor verde acompaña la visita por el casco antiguo. No hay demasiada gente. Se está tranquilo y podemos pasear a nuestras anchas. Acompaño a Ingird y Valentina al Celler de Guissona, es hora del bibe a la peque. Alcanzo de nuevo el grupo en la iglesia de Santa María. Miedo es el que paso cuando oigo retumbar mis pasos en los techo de la iglesia. Aturdido y miedoso logro escuchar voces a lo lejos, si es la voz esperpéntica de Edgardo. Me tranquilizo y me uno al grupo.
Guissona
Guissona
Guissona
Guissona
Guissona
Al rato estamos de nuevo todos en el Celler de Guissona listos para saborear La Sagarreta. Fresca se deliza la belleza de Santa Coloma de Queralt, y todos seguimos atentos sin perder un segundo de la explicación del maestro  productor. Al terminar, hora de comer. Para empezar el banquete nos deleitan con unos ricos embutidos, como iba a faltar la copa de vino para acompañar. Para no enfriar el ambiente seguimos con el pica pica: pan con carne y queso, que delicia. Me sabe mal por Valentina, la pobre se queda sin saborear este banquete, tendremos que volver ejejejje . Mi barriga empieza a crecer y llegan los segundos. No puedo hacerle un feo, no, imposible. Tiene una pinta espectacular. Lleno la copa de vino de nuevo y me enzarzo con los compañeros de mesa a tirar la carne a la piedra, añado sal gorda y para dentro. Sin palabras. Y para terminar, antes de la foto de equipo, el espectáculo de los espectáculos. Un magnífico yogur home made. Sin palabras. Cafetito y seguimos.
Guissona
Guissona GuissonaGuissona
Jaume Moya, este chico enorme y simpático que ha tenido a Valentina en brazos un buen rato mientras comíamos, es el guía que abrirá las puertas del Castell de les Sitges. Hacía muchos tiempo que no me reía tanto. Esto si que es un guía y lo demás son tonterías. No puedo parar de reír a medida que avanza la guía por el castillo. Sin lugar a duda, apunto en mi Evernote en lista del ‘to do’ volver al Castillo de Sitges para hacer una velada veraniega, cena más vino a la luz de las estrellas desde lo más alto de la torre del Castillo.
Para terminar el post quiero dejar constancia de varios tips si tenéis pensado ir a pasar el día con vuestro bebé:
1. Ver la previsión del tiempo del lugar de destino la noche antes de salir. Puede hacer más frío o calor de lo esperado. Puede que llueva, nieve o haga mucho sol. Una vez vista la previsión coger la ropa y complementos que se adecuen al lugar de destino y al tiempo.
2. Si vas a ir con más gente o un grupo recomendamos tomarte el día con tiempo y llegar antes de hora. Dejar los deberes hechos antes de hora te permite ir con más tranquilidad.
3. Accesibilidad con el carrito del bebé. Debéis tener en cuenta que no todos los destinos facilitan la circulación con el carrito del bebé. En este punto recomendamos llevar la típica mochila para poder llevar el bebé pegado a tu cuerpo y liberar las manos.
4. Si queréis más información sobre que llevar si vas a pasar el día fuera con un bebé recomendamos este post.

We consider enthusiastic, dynamic and crazy to learn what we like. Few days after of we met each other we made our first trip together. After this trip we couldn’t stop travelling. Travel is our lives and picturing what we see our hobby.

Deja un comentario